Banner

Derrota en Vitoria: desastre absoluto en Copa

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El tanto hizo justicia en Mendizorroza y dio el pase y el triunfo a un Alavés que estrelló un balón en el poste ante un conjunto bético con pocos recursos, que continúa con problemas lejos del Benito Villamarín y que hincó la rodilla en el único duelo de Primera División de los dieciseisavos de final de la competición copera. El Alavés empezó con fuerza y embotelló al Betis en los primeros minutos con jugadas elaborados y llevando peligro en el balón parado. Carlos Vicente, que debutaba como titular fue uno de los más activos en un inicio en el que Nahuel Tenaglia remató en dos ocasiones a puerta y estuve cerca de mover el marcador, pero su cabezazo dio en la cepa del poste derecho de Rui Silva.

Fueron 15 minutos muy buenos de los locales, que llegaron con claridad al área de un rival que esperó su oportunidad sin perder la posición defensiva.

Los verdiblancos intentaron hacerse con el ritmo y el control del partido con largas posesiones y cambios de juego para buscar la mejor opción de generar peligro a un Alavés que jugaba con una defensa inédita por las bajas y ausencias de varios centrales.

Jesús Owono no falló en las pocas que tuvo en la primera mitad. Se le vio muy seguro al portero local ante la batería ofensiva de un Betis que fue creciendo con el paso de los minutos.

Le costó entrar en juego a Isco Alarcón y el Betis lo notó e intentó entrar por bandas en los dominios de un Alavés seguro, que no dudaba en salir al contragolpe.

La mejor ocasión bética en la primera parte fue un malentendido entre Álex Sola y Jesús Owono que tuvo que resolver Nahuel Tenaglia bajo palos para evitar que se moviera el marcador al filo del descanso.

Los de Luis García Plaza saltaron de nuevo con más chispa tras el paso por vestuarios. La grada incluso cantó gol en un remate en plancha de Kike García a centro de Luis Rioja, pero el balón se marchó rozando el poste.

Fueron varias llegadas consecutivas. En una de ellas y tras varios remates y rechaces consecutivos, Carlos Benavídez acertó al ajustarla al poste de Rui Costa para poner el 1-0, con algo más de media hora por delante.

El Betis recuperó terreno tras el gol recibido, pero el Alavés tampoco le perdió la cara y siguió llegando con peligro por ambas bandas.

Al Betis le seguía costando pasar de tres cuartos de campo a pesar de los cambios de Manuel Pelligrini, que decidió sacar a toda su artillería ofensiva en la última fase del duelo.

Sin embargo, fueron los vascos los que le pusieron más ganas para ampliar el marcador. Nabil Fekir y Willian Jose tampoco aparecían en los intentos de los andaluces, mientras el partido iba llegando a un epílogo de color albiazul.

Cabía esperar el último arreón del Betis en busca del empate, pero el equipo de Luis García Plaza controló el duelo y no se descompuso cuando los sevillanos buscaron la prórroga. Al final, el Alavés se llevó el merecido premio de pasar de ronda.

Banner
Banner
Banner