Banner

Aleñá tiene claro donde quiere jugar

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Carles Aleñá fue presentado como nuevo jugador del Betis en la jornada de ayer. El canterano del Barcelona, que ha llegado a Heliópolis en calidad de cedido, reveló ante los medios que ya hubo contactos con el club verdiblanco en el mercado veraniego. “Fue en los últimos días y estuvimos a punto de hacerlo, pero al final no se pudo”, confesó el centrocampista de Mataró. Ernesto Valverde detuvo en ese momento a Aleñá, pero sus pocos minutos durante el otoño volvieron a despertar en el jugador las ganas de salir. “Tenía claro que el Betis era lo que mejor me podía venir”, dijo en el acto, en el cual se mostró convencido de que el equipo de Rubi mejorará en la segunda vuelta.

Aunque se entrena en la Avenida de Italia desde hace diez días e incluso ya debutó como bético en Vitoria, Aleñá recibió en el mediodía de ayer una cálida bienvenida en las instalaciones de la ciudad deportiva. “Estoy muy feliz de estar aquí”, empezó el jugador. “Desde que supe del interés del Betis no tuve ninguna duda de que quería venir aquí”. Aleñá dio las gracias a sus nuevos compañeros por ayudarlo en la integración y hacerlo sentir “como en casa”. Y dio un paso más. “Se nota que esto es una familia y el cariño que estoy recibiendo voy a intentar devolverlo con mi esfuerzo”.

El episodio más interesante del acto llegó, sin alguna duda, cuando se le preguntó por las recientes declaraciones de Ernesto Valverde. El pasado viernes, el técnico barcelonista reconoció que su cesión le había cogido desprevenido. “Pensaba que si sucedía no iba a ser tan pronto”, había dicho. “No sé si estuvo sorprendido o no. Lo que sí sé es que le comuniqué que venía para el Betis”, explicó Aleñá. “Yo tampoco pensaba que iba a ser tan rápido y tan bien como fue. Había una cláusula que me dejaba decidir mi futuro. En verano ya hubo el interés del Betis y estuvimos a punto de hacerlo, pero al final no se pudo”, desveló el centrocampista de 22 años, que insistió en que su entrenador siempre fue consciente de sus planes. “Valverde sabía que yo me quería marchar en diciembre. Yo se lo comuniqué y fue muy simple”, expresó.

Preguntado por este asunto, el jugador tuvo que extenderse más. “En verano era diferente, fue en los últimos días y fue demasiado rápido. Yo tenía intención de salir porque veía que en el Barcelona estaba complicado. Pero Valverde me dijo que me quedara, que confiaba en mí y creía que podría jugar”, relató. “A lo largo de los partidos, que estuve muchos sin convocar, pues entonces en octubre-noviembre ya tenía la idea de salir. Sí que es verdad que en el último mes jugué un poco más, pero la decisión ya estaba tomada”, comentó el canterano culé.

Asimismo, subrayó que su elección del Betis fue firme. “Tenía claro que era lo que podía venirle bien a mi juego. He visto mucho al Betis y creo que era el mejor sitio para venir”, transmitió Aleñá, recalcando que ha llegado como “uno más” y no espera jugar más o menos por su procedencia. “Está claro que vengo a disputar los máximos minutos posibles, pero tampoco por venir con la etiqueta del Barcelona voy a ser titular ni mucho menos. Hay muchísima competencia”, dijo. El centrocampista formado en La Masía expuso que una de los motivos por los que seleccionó al Betis entre “varias ofertas” fue que éste era “el equipo en el que más calidad veía”. “Y más en mi posición. Están Canales, Fekir, Guardado..., hay muchísimos jugadores. Creo que era lo mejor para mí, para aprender”.

Aleñá también admitió que las opiniones de Bartra, Álex Moreno o Borja Iglesias, a los que ya conocía, tuvieron que ver en su decisión. “Yo ya sabía a dónde venía”, resaltó. “Desde que entras ya se ve lo grande que es esto. Ves a gente para la cual el fútbol es su vida, en este caso el Betis. Poder vivir esto tan joven, en una ciudad que está detrás del fútbol, es un sueño”, dijo visiblemente contento. Y mostró un agradecimiento especial hacia Iván de la Peña, su agente y presente en el evento. “Me ha hecho mejor jugador, mejor persona y me hace más exigente cada día”.

El de Mataró demostró haber interiorizado muy pronto los objetivos de este Betis. “Tanto la plantilla como el staff técnico estamos convencidos de que este equipo tiene que ir para arriba y que la segunda vuelta va a ser muy buena, empezando por el primer partido que tenemos en casa con la Real Sociedad. Creo que a partir de ahí se va a ver un nuevo Betis”, comentó el jugador, que espera que sean “seis meses de gloria”. “A nivel individual, dar lo mejor de mí. Jugar a lo que sé y adaptarme a mis compañeros. Y a nivel grupal, estar lo más arriba posible. Ganar muchos puntos, ganar muchos partidos e ir a Europa”.

Por otra parte, garantizó que en el vestuario se confía en Rubi y reivindicó el modo en el que juega el equipo. “La filosofía tiene que ser la misma. Que el contrario tenga el balón lo mínimo posible, presionar arriba cuando se pierde e ir a por el partido desde el minuto 1”, comentó. Aunque sabe que “hay que intentar encajar menos goles” que hasta ahora. Con el técnico de Vilasar de Mar ha hablado “mucho”, en especial sobre temas tácticos y posicionales.

Aleñá, que tiene “unas ganas locas” de jugar en el Villamarín, llevará el 24 a la espalda y reveló que había pocos dorsales libres. Uno de ellos era el 21 de Kaptoum, cedido al Almería, pero el hecho de haber compartido vestuario con el camerunés durante tres años le hizo decantarse por otro. Cuestionado sobre su debut ante el Alavés, el jugador lamentó el no haber logrado sacar los tres puntos. “Creo que lo merecimos”, consideró.

Texto: Diario de Sevilla

Foto: Juan Carlos Muñoz

Banner
Banner
Banner